Etiquetas

, , , , , , ,

En la actualidad hay alrededor de 768.000 desempleados que no tienen cobertura económica y sí responsabilidades familiares
María Luisa Carcedo, secretaria de Bienestar Social del PSOE

El PSOE ha pedido al gobierno que apruebe una ayuda para alimentación a parados con hijos y sin ingresos. La ayuda es variable en función del número de hijos. Cuando se habla de este tipo de propuestas, la duda que surge es, ¿es esto viable?

La duda no debería ser si esto es viable. Debería ser, ¿cómo hacemos que sea viable? Que la gente no muera de hambre es algo que hay que evitar como sea. Ya no solo por principios humanos, también por motivos más cínicos como evitar conflictividad social. Así que el problema no sería si existe dinero, sería de donde sacarlo. El PSOE habla de que este dinero se podrá sacar del ahorro en prestaciones de desempleo.

Haciendo cuentas, 426 euros al mes para 768.000 personas serían 327 millones al mes. Como la idea es que las personas con más hijos recibirán más dinero, calculemos al alza. 500 millones al mes. Esto nos deja 6.000 millones anuales. Más o menos la cifra que da el PSOE sobre el ahorro en las prestaciones de desempleo. Dato que se basará en los pronósticos de descenso del empleo que habrá presentado el gobierno, por lo que desde el PP no podrán negar dicha estimación sin negar sus propias perspectivas de recuperación.

Hace unas semanas el gobierno dijo que la bajada de los intereses de deuda había permitido ahorrar 14.000 millones. Y recordemos que para rescatar a la banca se pidió prestado 40.000 millones. Aunque sería una insensatez pagar un subsidio como este a base de deuda, la idea es que si se quiere hay dinero.

Se pueden tomar medidas para eliminar la pobreza más básica, que es la de no tener para comer. Hay dinero, se puede obtener. Solo es cuestión de voluntad política.

Anuncios