Etiquetas

, , , , , , , ,

Los yihadistas de ISIS han declarado un califato y exigido sumisión a todos los musulmanes. Mientras tanto Irak sigue haciendo preparativos para la guerra. Pero de momento parace que la situación se ha estabilizado.

ISIS se ha ganado la enemistad de casi todos. De Iran, de EEUU, de Rusia, de Irak y de Siria. Pero nadie parece dispuesto a iniciar un ataque contundente contras los yihadistas. Los países árabes no parecen tener fuerza para acabar con ellos. Y ni EEUU ni Rusia parecen con ganas de entrar en una guerra en Oriente Medio.

ISIS tiene la ventaja de que todos sus enemigos son a su vez enemigos entre si. O aliados incómodos. A EEUU no le debe hacer mucha gracia la idea de atacar a enemigos de Siria o de aliarse con Irán. Rusia no creo que se sienta muy cómoda armando a aliados de EEUU.

¿Recordáis ese capítulo de Los Simpson en el que se explicaba que el sr. Burns no moría porque tenía tantas enfermedades que se bloqueaban entre si? Pues algo similar pasa con los enemigos de ISIS. Y de momento, nadie mueve pieza.

No tengo duda de que al final irán a por ellos. Pero primero esperarán a que se derrumben ellos solos.

Anuncios