Etiquetas

, , , , , ,

El gobierno al fin se ha decidido a bajar los impuestos. Según los técnicos de hacienda la reforma fiscal favorecerá más a las rentas altas. A pesar de esto, la bajada es para todos. Unos más y otros menos, pero el IRPF bajará. En teoría.

Porque tal vez la bajada no sea real. Aún no sabemos todas las deducciones que planea eliminar el gobierno. Esto puede provocar que baje el IRPF para algunos y que aún así acaben pagando más al perder ciertas deducciones. España tiene unos impuestos altos sobre el papel, pero en la práctica se pagan pocos impuestos debido a estas deducciones.

Esta eliminación de deducciones será la auténtica base de la reforma fiscal. La comisión europea ha criticado que España baje impuestos cuando aún tenemos un nivel de déficit casi al doble del límite del 3 por ciento. Desde la oposición también se ha criticado la bajada de impuestos porque se considera que reducir los ingresos podría provocar la necesidad de nuevos recortes e impide la realización de planes de empleo.

Como he dicho, habrá que esperar a ver los detalles sobre las deducciones. Si estas deducciones se eliminan a las grandes empresas y capitales se podría conseguir el objetivo de bajar el IRPF y aumentar los ingresos. El ministerio defiende que a pesar de la bajada de impuestos la recaudación subirá.

Ya veremos. A estas alturas las reformas del gobierno suelen decepcionar, quedándose en chapuzas a medio hacer. Pero todo parece indicar que el objetivo es este. Eliminar deducciones, subir el IRPF efectivo bajando el IRPF base y aumentar los ingresos pudiendo decir que se han bajado impuestos.

Anuncios