Etiquetas

, , , , , , ,

Cuando parecía que la situación en Siria se había estabilizado y se apuntaba a una victoria a medio plazo del gobierno, el grupo yihaidista ISIS ha expandido la guerra a Irak. EEUU e Irán se están planteando unirse a una batalla a la que ya se han unido los kurdos.

En Oriente Medio siempre hay algún tipo de guerra. Las potencias occidentales lideradas por EEUU han tratado de solucionar estos conflictos dando armas al bando más afín. O interviniendo de forma directa. Esto ha podido parar un conflicto de forma temporal. Pero al tiempo otro conflicto acaba por estallar.

Dar armas a gente que son fanáticos es un error, aunque sean enemigos de nuestros enemigos. El problema aquí es que con los yihaidistas no se puede negociar. Ellos buscan imponer su ley allá donde sea posible y están dispuesto a morir para conseguirlo.

En Oriente Medio no hay solución rápida ni sencilla a los conflictos. Hay que invertir más en escuelas y menos en cuarteles. El fanatismo religioso no entra en una mente educada. Los países occidentales deberían plantearse si no sería mejor apoyar a los gobiernos que consideramos enemigos a cambio de permitir campañas de alfabetización y educación en vez de entregar armas a hipotéticos aliados.

Anuncios