Etiquetas

, , , , , , , ,

La fecha de la consulta catalana está cada vez más cercana. 9 de Noviembre. El gobierno central afirma que no cabe en la Constitución y que no se celebrará. El gobierno catalán dice que si se celebrará. Hay dos posibilidades:

– Que CIU siga adelante y la consulta se realice.
– Que CIU se eche atrás en el último momento. En ese caso, ERC rompería la coalición de gobierno, forzando un adelanto electoral. Según las encuestas, ganarían las elecciones. Y tras esto, convocarían una nueva fecha para la consulta. Y ERC no se echaría atrás. Ellos siempre han reivindicado la autodeterminación.

Ambas posibilidades llevan a una consulta y en la segunda CIU perdería el gobierno. Con lo cual podemos apostar por la primera opción. CIU celebrará la consulta. ¿Qué hara el gobierno central? Especulo que llevar la consulta al Tribunal Constitucional y pasarle el problema a otro. Pero manteniendo su posición de acatamiento de la ley.

No olvidar que estamos hablando de una consulta, no un referendum vinculante. Si gana el SI, esto no implicaría que al día siguiente el parlamento catalán proclame la independencia. Solo se pregunta a los ciudadanos catalanes si desean un estado propio para que su gobierno siga trabajando en esa dirección o prefieren quedarse como hasta ahora.

Esto da margen al gobierno de Rajoy, y permite a CIU tener margen de maniobra con cualquier resultado. En definitiva, nadie pierde demasiado en su posición y en caso de no celebrarse todos perderían mucho. Menos ERC, pero ellos no tienen ahora el control.

Un año después de la consulta catalana tendremos unas elecciones generales. Es posible que el PP necesite de la ayuda de CIU para formar gobierno, salvo debacle absoluta de ambos. Finales de 2015 será el siguiente punto de inflexión.

Anuncios