Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

El gobierno ha anunciado un plan de impulso económico tras las elecciones. La inversión será de 6300 y irá destinada a industrialización, innovación y a un nuevo plan PIVE (fuente: ABC) ¿Se parece este plan al plan E del gobierno de Zapatero? No. Hay dos diferencias básicas.

La primera es el importe. El plan E supuso una inversión del 2% del PIB, unos 50.000 millones de euros (fuente: Público). Esta inversión es mucho menor. El efecto sobre el déficit no debería ser peligroso. El gasto realizado para salvar a la banca supone varias veces esta cantidad. Si salvar a la banca fue un gasto asumible, esta inversión también debería serlo.

Lo segundo es que el gobierno parece haber aprendido de los errores del plan-E. No solo su enorme costo, sino el hecho de que la inversión no se usó para mejorar las condiciones de creación de empleo, sino para crear empleo temporal basado en la construcción. El destino de este plan de ayuda del gobierno es muy similar al llamado “segundo plan E” del gobierno de Zapatero. Invertir en innovación y no volverse loco con la cantidad invertida.

Parece que dos años y medio después el gobierno popular ha empezado a tomar medidas keynesianas. El siguiente paso debería ser bajar los impuestos al consumo.

Anuncios