Etiquetas

, , , , , ,

El ayuntamiento de Bárcelona decidió iniciar el desalojo de un centro okupa de Can Vies, situado en el barrio de Sants. La expulsión de los okupas se realizó justo después de las elecciones europeas. No era solo un desalojo, también se derribado buena parte del edificio. El objetivo del derribo es la construcción de una zona verde.

Hace unos años el ayuntamiento de Barcelona hizo una consulta para la reforma de la Diagonal. Durante esta legislatura el gobierno catalán ha estado defendiendo el derecho a decidir. En las pasadas europeas un grupo de ciudadanos catalanes trató de organizar unas consultas paralelas aprovechando las elecciones.

¿No habría sido mejor preguntar a los vecinos del barrio de Sants su opinión sobre Can Vies? No es la primera vez que pasa algo así. Algo parecido ocurrió en Burgos, en el barrio de Gamonal. Tenemos un asunto sobre el que la opinión pública no tiene una posición formada. Basta que las instituciones ejerzan la violencia del estado para que la situación se desmadre y que buena parte de la gente se posicione contra dicha violencia. Y en consecuencia, en contra de lo defendido por el Ayuntamiento.

¿Aprenderán los actuales dirigentes que tratar de resolver los problemas a palos no suele ser buena idea? Y menos en esta época en la que siempre habrá alguien con una cámara de vídeo en el bolsillo lista para grabar y enviar el vídeo a todo el mundo en unos instantes.

Anuncios