Etiquetas

, , , , , ,

Llevamos unos meses escuchando el argumento que la gestión privada es más eficiente que la pública. En base a esta idea se defiende la concesión de la gestión de varios hospitales en la comunidad de Madrid. El error es que la gestión privada no mejora la eficiencia. En todo caso, el capitalismo nos dice que lo que mejora la eficiencia es la competencia.

La teoría del libre mercado se basa en que si no sabemos cual es la mejor manera de producir algo o de dar un servicio, debemos dejar que las distintas posibilidades compitan libremente entre si y que las que sean menos eficientes vayan siendo desechadas por su incapacidad para competir. Darwinismo económico, en definitiva.

Si pasamos la gestión de manos públicas a manos privadas, pero sin que pueda existir auténtica competencia, no se conseguirá ni más eficiencia ni mejores servicios. En Alemania, al reformarse el sistema sanitario, se introdujo la obligatoriedad de que los ciudadanos eligiesen el seguro médico que pagarían, lo que obliga a la competencia entre seguros. En Madrid se ha optado por una solución intermedia. Ni público, ni privado. Con los problemas de cada sistema.

En definitiva, que la privatización de la gestión de varios hospitales en Madrid no se sostiene desde ningún punto de vista, ni siquiera desde el propiamente capitalista.

Añadir que aunque en esta entrada haya afirmado que la competencia mejora la eficiencia, esto no se da en todos los campos. Hay entornos en los que no deberían introducirse elementos de libre mercado. Uno de ellos es la sanidad. De esto hablaré en otra entrada.

Más información:
Ninguna sociedad compite con otra por hacerse con lotes de los centros privatizados. eldiario.es
La privatización de la sanidad en Reino Unido ha demostrado ser más costosa Europa Press

Anuncios