Etiquetas

, , , , , ,

Hace poco el gobierno andaluz ha puesto en marcha una nueva ley que sancionará a bancos e inmobiliarias que mantengan viviendas vacías. Esta ley se ha puesto en marcha a raíz del pacto entre PSOE e IU y era uno de los puntos que IU puso sobre la mesa para apoyar al gobierno de Griñan.

Desde que se formó este gobierno conjunto mucha gente ha criticado a IU por entrar en un gobierno con el PSOE. Por un lado, por pactar con un partido, el PSOE-A, manchado por uno de los mayores escándalos de corrupción, el de los EREs. Por otro, porque se dice que esto diluye el papel de IU, que pasa a ser una especie de comparsa de los socialistas. Algunos defienden que el papel de IU en Andalucía debería ser el mismo que el que sigue en Extremadura. Quedarse en la oposición y ejercer presión desde aquí.

A mi estas críticas me parecen absurdas. La razón de formar un partido político no es crear un grupo de intelectuales puros que hablen, pero no actúen. La razón de formar un partido político es conseguir poder para desarrollar una serie de medidas que  consideras beneficiosas. Algunos critican que IU busque el poder en Andalucía. Es que de eso se trata, de tener poder para usarlo. Si lo único que buscas es dar tu opinión desde el parlamento, para eso crea un “think thank”, monta un lobby político o trabaja en medios de comunicación.

El objetivo de un partido político debe ser conseguir que los ciudadanos le demos el poder necesario para desarrollar su programa. Si no hay posibilidad de desarrollar el programa al 100%, pues al menos que sea al 40%. Por esto, cualquier crítica a un partido por querer obtener poder me parece absurda de base.

Un par de apuntes finales. Desde el comité central de IU se respalda la posición tomada en Andalucía, mientras que se criticó la opción tomada en Extremadura. Todo lo comentado en este artículo vale paro otros partidos que hayan accedido al gobierno en cuando han podido, como ERC, UPyD o similares.

Anuncios