Etiquetas

, , , ,

En Chipre se siguen haciendo cosas distintas. Hasta ahora, a la palabra “rescate” le seguía la palabra “austeridad”. En este caso, el presidente de Chipre ha anunciado un plan de estímulo a corto plazo. Atraer la inversión, rebajar el precio de la electricidad, poner dinero para luchar contra el desempleo juvenil. Lo contrario a lo acostumbrado. O al menos a lo hecho por el gobierno de España. Siendo Anastasiadis también un gobernante conservador.

Es posible que esto se quede en papel mojado. Y que el anuncio se haya hecho para tratar de contener la frustración y el malestar de los ciudadanos. Pero de momento el discurso es distinto y contrario al habitual. Es como si Anastasiadis quisiera cambiar rápidamente el modelo económico. Y pasar de una economía basada en productos financieros a otra cosa lo más rápido posible.

Supongo que un factor clave aquí serán las reservas de gas que se encontraron en la isla. Es más fácil atraer inversiones extranjeras y cambiar el modelo productivo cuando tienes importantes fuentes de energía. Con la ventaja de que al ser reservas aún sin explotar, el cambio es mucho más obvio.

Lo cual, me lleva a una última reflexión. ¿Por qué en España no aprovechamos la explosión de burbuja y el hundimiento del sistema bancario para tratar de migrar nuestro modelo económico hacía la producción de energías renovables? Al contrario. Se ha perjudicado. Creo que dentro de unas décadas se mirará a esta época como nuestra gran oportunidad perdida.

Anuncios