Etiquetas

, , , , ,

Hace poco el parlamento catalán votó la ley de consultas, con el objetivo de articular un mecanismo legal para celebrar consultas a los ciudadanos. Desde el gobierno central se dice que una consulta unilateral sin permiso previo sería legal. Y que tratarán de impedir cualquier consulta que se haga.

A mi todo esto me suena a despotismo por parte del gobierno central. Una consulta a los ciudadanos podría ser innecesario, pero nunca debería ser ilegal. ¿Qué problema hay en que el gobierno de una región consulte a sus ciudadanos? A algunos políticos se les llena la boca hablando de democracia, pero después parece que les asusta. En una democracia, preguntar al pueblo nunca debería ser ilegal.

Centrándonos en el caso de una posible consulta soberanista catalana, desde el gobierno se dice que sobre este tema deberían decidir todos los españoles. Bien, adelante. Que nos pregunten sobre la estructura del estado español. Si hay que escuchar a todos los españoles, primero que dejen hablar. Lo de “no os dejamos preguntar porque deberíamos preguntar a todos” para después no preguntar a todos es la postura del perro del hortelano, que ni come ni deja comer.

Y ya que estamos, que en Madrid sometan a referéndum la candidatura para Madrid 2020.

Anuncios