Etiquetas

, , , , ,

Asimismo, con el fin de definir el Programa Nacional de Reformas y determinar las reformas encaminadas a lograr una mayor racionalización, eliminación de duplicidades y eficiencia en la gestión de los grandes servicios públicos que se pondrán en marcha en este mes, el presidente del Gobierno se ha reunido también con la ministra de Sanidad y el ministro de Educación. El ahorro previsto superará los 10.000 millones de euros.
– Nota de prensa de La Moncloa.

Hoy el gobierno ha realizado una de esas acciones que, personalmente, pienso que hay que evitar a toda costa. Anunciar una medida para reducir el gasto en sanidad y educación (s+e a partir de ahora) en 10.000 millones. Y esto es algo que un político nunca debería hacer. Anunciar un objetivo, sin especificar en ningún modo el camino para llegar a dicho objetivo.

En mi crítica no voy a entrar en el fondo, solo en la forma. ¿Por qué? Porque no tenemos fondo sobre el que hablar. Es decir, no sabemos si es un recorte de la inversión en s+e o un ahorro en el gasto. En principio Rajoy ha anunciado ahorros, es decir, eliminar gastos innecesarios optimizando el funcionamiento de la s+e y buscando medidas de para reducir el gasto. Esto se puede hacer, aunque es harto difícil. Como muestra el ahorro de 40 millones realizado en Andalucía mediante un cambio en la manera de adquirir medicamentos. Una cifra importante, pero muy alejada del objetivo marcado por el gobierno.

Mariano Rajoy con gesto serio.

La otra opción es cortar por lo sano. Decir “se reduce el presupuesto en 10000 millones y ya veremos de donde cortar”. ¿En que piensa el gobierno? ¿Ahorro o recorte? ¿Cifra a alcanzar a toda costa o un objetivo deseable? ¿Ambas cosas? Pues no lo sabemos.

Algo que si podemos deducir de esta medida es que será asumida principalmente por las comunidades autónomas. Teniendo en cuenta que las partidas de s+e en los presupuestos generales del estado apenas suman 6.000 millones, el recorte no puede ser vía presupuestos del estado. Presupuestos que, además, fueron presentados hace poco, por lo que sería de una irresponsabilidad enorme hacer una modificación de tal calado semanas después.

Y aquí estamos ante otro problema. Y es que si el ahorro depende de las comunidades y no del gobierno, lanzar cualquier cifra es muy apresurado. Aunque es cierto que el PP controla la mayoría de las comunidades, las que no controla están entre las de mayor peso en población y, por tanto, en presupuestos. ¿Se está comprometiendo el gobierno a llegar a una cifra, 10.000 millones, cuando alcanzarla no depende de ellos? ¿U obligará a las comunidades a hacer recortes en s+e, con la más que segura oposición de, al menos, Cataluña, Andalucía, País Vasco y, seguramente, Navarra?

En definitiva. Que el gobierno ha prometido algo que de antemano ni siquiera ellos saben si podrán cumplir y sobre cuyo fondo no podemos tener ni las mínima idea. Algo que un político serio nunca debería hacer[1]. Menos aún en una época de inestabilidad en la cual lo primero es crear certidumbre.

¿Qué debería haber hecho el gobierno? ¿Cómo debería haber anunciado esta medida? Pues anunciando el “cómo” y no el objetivo. Es decir, algo tan sencillo como decir que “El gobierno se reunirá con las cc.aa. para estructurar un plan de ahorro en gasto sanitario y educativo mediante la eliminación de duplicidades y la búsquedas de fórmulas de ahorro”. Algo que, realmente, tampoco dista mucho de lo anunciado.

Diciendo lo que vas a hacer. Y no lo que esperas conseguir.

[1] Aunque lo hagan casi todos. ¿Quién no se acuerda del objetivo del pleno empleo?

Fuentes
Nota de prensa del gobierno e imagen de Mariano Rajoy: La Moncloa. Contenido de uso público

Anuncios