Finalmente el presidente ha terminado de deshojar la margarita y ya tenemos elecciones para el 20N. Estas elecciones se anuncian como un paseo triunfal del PP, pero pueden ser unas elecciones bastantes interesantes. Excepto el caso del PSOE, cuyo bacatazo es casi seguro, hay muchos interrogantes sobre la mesa. Veamos por partes.

El seguro ganador: Partido Popular

Salvo hecatombe o imprevisto absoluto de última hora, el PP ganará las elecciones. El problema es que la sensación de todos es similar. El PP ganará por los deméritos del PSOE y porque las crisis económicas siempre castigan fuertemente al partido en el gobierno. Pero Rajoy no inspira demasiada confianza. Parte de la culpa es su aparente falta de ideas. Solo recordar el Discurso del Estado de la Nación, donde se limitó a criticar al gobierno, pero sin realizar ninguna propuesta en su discurso.

La duda clave es, el PP va a ganar, pero ¿lo hará con mayoría absoluta? Mirando los resultados de anteriores elecciones el PP necesitaría un 44% de votos, como mínimo, para lograr la mayoría absoluta(1). Las estimaciones de voto parecen indicar que está justo en el borde, más cerca de no lograr la mayoría absoluta que de hacerlo.

Por tanto el reto para el PP debe ser obtener la mayoría absoluta. Algo que no tienen nada seguro.

El seguro perdedor: Partido Socialista Obrero Español

Podríamos hablar largo y tendido del efecto Rubalcaba, pero tampoco tiene mucho sentido. El PSOE se pegará un descalabro enorme en las próximas elecciones y, de hecho, ya veremos si el propio Rubalcaba sigue después de las mismas, o se retira después de las elecciones. De hecho, el poner a alguién tan cercano a Zapatero y tan de la “vieja guardia” resta bastante credibilidad a su discurso renovador.

El objetivo del PSOE es, claramente, aguantar el chaparrón y tratar de salvar los muebles todo lo que puedan. Aunque quizás, les importe un pimiento los resultados de estas elecciones y lo único que le preocupe al partido es no autodestruirse en una más que probable guerra interna tras las elecciones.

El posible castigado: Convergència i Unió

CIU es el flamante vencedor en las pasadas elecciones catalanas y tras su victoria ha iniciado una serie de recortes que muchos califican de tremendamente anti-sociales, especialmente los sanitarios. La duda aquí es si esto le pasará factura a CIU que, recordemos, lleva perdiendo escaños en las generales desde 1986. Seguramente la campaña de CIU esté protagonizada casi en exclusiva por Durán i Lleida, el líder político mejor valorado de España, dejando de lado al presidente del partido y de Cataluña,  Artur Más.

Aquí todo depende de si el resto de partidos catalanes, ICV, PSC y ERC saben jugar la carta de pedir voto de castigo a CIU, y de si les funciona. Aunque tal vez, quién sabe, en Cataluña se planteé una campaña totalmente enfocada en el gobierno central, aunque sería extraño.

Los que luchan por salir del Grupo Mixto: Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia

IU y UPyD son dos partidos que deberían ser capaces de captar la más que previsible sangría de votos del PSOE. Comparando los resultados de las últimas elecciones generales en España  con los resultados de las pasadas elecciones municipales de 2011 vemos que IU pasó del 3,77% de los votos al 6,31% (7,38, si sumamos los votos de ICV, con los que están coaligados en el Congreso), mientras que UPyD subió del 1.19% al 2,06%.

Con los datos en la mano, IU está mucho más cerca de salir del Grupo Mixto que UPyD, que lo tiene bastante crudo, pero desde luego este es su objetivo. Este, y aprovechar el tirón del movimiento 15M para atraer votos, algo que, a buen seguro, ambos intentarán.

Los que podrían volver, aunque con otro nombre: Bildu

La nueva coalición de la izquierda abertzale, Bildu, ya ha anunciado que se presentará a las generales y incluso han afirmado que no les importaría aliarse con el PNV, aunque no creo que el PNV esté por la labor, pues les interesa más su habitual postura de partido bisagra con el PP o el PSOE y el aliarse con Bildu les complicaría este papel.

¿Qué posibilidades tiene Bildu de entrar en el Congreso? Pues bastantes. Tengamos en cuenta que, por ejemplo, UPyD consiguió un escaño en 2008 con unos 300.000 votos y que Bildu superó esta cifra en las anteriores municipales (obtuvo unos 310.000 votos). Si a esto le sumamos que estos votos están concentrados en unas pocos provincias, las posibilidades de Bildu son amplias.

Hay que decir que uno de los partidos que forman la coalición Bildu, Eusko Alkartasuna, ya estuvo presente en el parlamento español, aunque en 2008 salió del mismo.

Por cierto, según resultados, podríamos ver a UPyD y Bildu como “socios” en el Grupo Mixto. Una situación cuanto menos, “curiosa”.

La escisión que podría entrar: Foro Asturias

Tras la marcha de Francisco Álvarez-Cascos para montar su propio partido y conseguir la presidencia de Asturias, ahora concurrirán a las generales, con un cabeza de lista aún por decidir. En este caso podemos estar casi totalmente seguros de que conseguirán su objetivo, puesto que en las pasadas autonómicas obtuvieron casi el 30% de los votos en Asturias.

La duda es si conseguirán o no grupo propio. En Asturias se obtienen 8 diputados, de los tres que se necesita para no ir al Grupo Mixto. Digamos que FAC estará rozando el grupo propio.

La otra derecha que llama a la puerta: Plataforma per Catalunya

Tras los buenos resultados obtenidos en las elecciones municipales y al parlamento de Cataluña, el lider de PxC ya ha anunciado su intención de ser candidato al Congreso.

Si hacemos números, vemos que el partido de Josep Anglada obtuvo 75.321 votos en las autonómicas y 65.905 en las municipales. Teniendo en cuenta que Nafarroa Bai tiene un diputado con 62.398 votos no podemos descartar la consecución del acta de diputado para Anglada. Aunque parece que las posibilidades de PxC son mucho menores que las de NaBai, al ver sus votos repartidos en 4 provincias, si miramos las cifras vemos que la práctica totalidad de los votos los tiene concentrados en la provincia de Barcelona. Así que no podemos descartar que consigan su objetivo.

Los nuevos que lucharán por entrar: Equo

Otros que lucharan por conseguir al menos un diputado son Equo, el proyecto político del ex presidente de Greenpeace España, Juan López de Uralde. Su objetivo es lograr representación para un partido verde en el parlamento español, como ocurre en muchos países de Europa.

Equo, si son listos, seguramente puedan aprovechar el tirón de votantes perdidos por el PSOE y seguramente también tratará de aproximarse al movimiento 15M. Su mayor inconveniente es ser relativamente nuevos y poco conocidos, algo que se agrava con el adelanto electoral, al tener menos tiempo de reacción.

Y este es mi resumen de expectativas para las elecciones de Noviembre. Como veréis, me he dejado algunos partidos políticos en el tintero. En principio esto ha sido porque, o pienso que obtendrán resultados muy similares y su objetivo será mantenerlos, o porque, mea culpa, no conozco tanto sobre ellos.

Fuentes de las imágenes:
– Todas las imágenes han sido obtenidas de la wikipedia, excepto la que ilustra a Equo, obtenida de su página web.

(1) El PSOE se quedó sin mayoría absoluta en 2008 con un 43.87% de los votos y el PP la tuvo en el 2000 con un 44.52% de los votos. De aquí podemos deducir que el límite es el 44%, aunque esto ya es cosa de D’Hondt y sus circunstancias. Volver

Anuncios